La Costa Rica de antaño: ¿El paraíso perdido?

Todos hemos oído en algún momento la frase “Todo tiempo pasado fue mejor”: un dicho demasiado popular que, alimentado por el tamiz que va esparciendo el paso del tiempo sobre los recuerdos, va dejando las tribulaciones y miserias en el olvido y los acontecimientos idílicos o positivos en la memoria. Hace algún tiempo han comenzado a aflorar en Internet fotos y videos que nos muestran una Costa Rica que, a juzgar por lo que vemos, era poco menos que el paraíso en la Tierra. Comencemos, por ejemplo, con esta vista del Paseo Colón hacia el oeste:

Según quienes han publicado la foto, la misma se tomó en el año de 1960. Aunque a juzgar por los modelos de autos y porque el Hospital Nacional de Niños —a la izquierda— no fue inaugurado sino hasta 1964, con mucho más certeza es de una fecha posterior, aunque no por mucho. En todo caso, un contraste total con el aspecto de esa misma zona en la actualidad, más propia de Los Angeles en decadencia de Blade Runner que de una ciudad digna de ostentar el mote legendario de Tacita de Plata.

Aproximadamente de la misma época, una foto del legendario Cine Rex, tomada desde los jardines de la Catedral Metropolitana.

Cine Rex, San José, Costa Rica, ca. 1960

Yo recuerdo haber visto, de niño, varias películas de Disney en este cine. Era una época en la que el cine, más que un objeto de consumo en la misma categoría de la comida rápida, era toda una experiencia suprema de entretenimiento. Diagonal pasando el Parque, el cine Palace era aún más ostentoso. Ineludible detalle, además, la de los autos parqueados en la calle del parque y las bicicletas en la ciudad. También hay que notar que era una época en la que muy pocos aún podían comprar un automóvil. A veces quisiera uno, cuando ve estas escenas, que los autos siguieran siendo un lujo.

Sin embargo, aún más cautivantes son las imágenes en movimiento, y de esa manera fue descubierto en Internet un documental breve que de otro modo hubiera permanecido en el olvido: Calling in Costa Rica, de 1947, realizado por James Fitzpatrick, un trotamundos que realizó muchos filmes de este corte para la MGM.

El filme nos presenta una Costa Rica de ensueño, en donde los aviones despegaban y aterrizaban en La Sabana, unas calles con tráfico (y tranvía) más dignos de pueblito rural que de ciudad cosmopólita de setenta mil habitantes (!), las playas parecían ser aún desconocidas para propios y extraños, y en vez de ello observamos un Ojo de Agua muy diferente a lo que cualquiera de nosotros conoció. En este corto, las calles ticas se presentan como de entre las mejores del mundo (pueden reírse, por favor) y al menos un tercio del corto se centra en un homenaje -por así decirlo- a Mamita Yunai, al banano como bastión y motor principal de la economía nacional, que en ese tiempo de verdad lo era y mucho.

Lo que ese corto no menciona es que, tras ese cuadro idílico y feliz con el que nos caracteriza, la vida para la mayoría de los habitantes de la nación era dura, muy dura. Pocos niños iban con zapatos a la escuela. Igualmente sólo la gente rica podía pasear dentro (y fuera) del país, tener carro, seguro médico o cursar estudios de educación superior. Las opciones de entretenimiento eran escasas para la mayoría, y además, la Revolución del 48 estaba a un año de distancia. Hoy día hemos mejorado los índices de salud, longevidad, alfabetismo y educación enormemente en comparación a esos tiempos, y no hemos vuelto a tener conflictos bélicos ni ejército desde entonces. ¿Qué es, entonces, lo que extrañamos?

Sin duda alguna, la seguridad. La paz. El respeto a la vida humana. La sencillez y empatía colectiva de la sociedad de entonces .La igualdad relativa socioeconómica que nos hacía a todos, más o menos, “igualiticos”. Como bien lo nota el reportaje que 7 Días hizo después tomando el video anterior de referencia, la explosión demográfica que el país vivió desde la década de 1950, el crecimiento urbano  desordenado y caprichoso, la corrupción gubernamental y la creciente desigualdad social donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres más pobres, disparó como una mecha el resentimiento social, la delincuencia y la violencia que hoy día nos asola, azota y desilusiona de la sociedad en que hoy vivimos.

Hay quien dice que hemos enfrentado un problema de escalabilidad, y el divorcio evidente que hubo entre las necesidades del desarrollo del país y su atendimiento por el Estado a partir de finales de la década de 1960 fue poco a poco resquebrajando el componente social que tanto nos caracterizó y dio identidad como gente “pura vida”. Aún hoy nos denominamos como una sociedad “pura vida”, pero donde ese dicho termina sabiendo un poco a hipocresía y a una imagen de tiempos idos que al final ni nosotros mismos nos creemos y que ha degenerado en un simple slogan para vender la imagen de una “Disneylandia verde” a turistas extranjeros.

En suma, que ya sabemos lo que estaba mejor antes y lo que está ahora. ¿Podemos entonces comenzar a arreglar lo que no está bien? En el pasado hubo voluntad para crear cambios significativos y positivos para el país. ¿Qué es lo que nos hace falta ahora? ¿Dinero? ¿Voluntad? ¿Determinación? ¿Responsabilidad? ¿Dignidad? ¿Amor propio? Quizás un poco de todo eso. Entre todos tenemos que encontrar la respuesta, y actuar para recuperar, si no el paraíso perdido, un poco de ese país de la mente.

2 thoughts on “La Costa Rica de antaño: ¿El paraíso perdido?

  1. Es interesante que este documental, hecho por Canal 7 que debe siempre mantener una perspectiva positiva respecto al estado actual de las cosas y su relacion directa con nuestros gobernantes, cita que “pobreza” es no tener varios pares de zapatos (o un par) o tener que trabajar para ayudar a la familia (lo cual aun es mas que vigente en la mayoria de la poblacion, pese a que digan que “pobres” es solo el 20% de la poblacion).

    La espectativa de vida es una bendicion, pero al mismo tiempo, la explosion de la poblacion mundial ha triplicado la poblacion en los ultimos 50 años.
    La “riqueza” vista en tecnologia, transportes empujados por hidrocarburos, monocultivos globalizados, expansion incontrolada de urbanizacion, etc, no es necesariamente una bendicion.
    Dicen en el documental que tenemos mayor posibilidad de “productos” (que supuestamente es porque tenemos mas ingresos), pero la realidad es que CR cada vez produce menos a nivel de alimentos e importa mas.
    Hablando de poder adquisitivo, realmente estamos mejor?
    Existen mas creditos, que se traducen como deudas PARA TODA LA VIDA como quien dice. Pero, realmente el tico promedio tiene mas riqueza?? Poseer mas “cosas” no es riqueza necesariamente.

    Talvez tengamos mas zapatos, mas dientes y autos. Compus, telecomunicaciones, etc.
    Estamos modernizados. Si.
    Pero encerrados en nuestras casas/carceles, temerosos hasta de lo que ocurren en otros paises.
    Salud? Realmente somos mas saludables que nuestros abuelos?
    Quien cree eso realmente?
    Pensando en el tiempo de nuestros abuelos y el actual ocurriendo al mismo tiempo:
    Quien come mejor? Quien hace mas ejercicio? Quien vive con menos, MUCHO menos stress? Quien vive una vida en general mas saludable, pese a tener menos acceso a servicios medicos? Cual vida era mas integral, mas tranquila, mas feliz? Pasaban acaso nuestros abuelos pendientes de que no podian comprar el auto del año o del nuevo plasma 3D para los cuales tienen que adquirir deudas? Pasaban asustados hasta de sus vecinos? Pasaban temerosos de todas las noticias amarillistas?
    Donde preferiria vivir, o que se crien mis hijos?

    Definitivamente, en una CR mas ingenua, calida, feliz y llena de esperanzas en el futuro.
    Que haria? Desde ese momento, trataria de despertar conciencia ambiental! Desde ese momento hablaria del peligro de la banca internacional, y que no necesitamos vender grandes porciones de nuestra tierra para que la exploten indiscriminadamente otros paises. Que podemos ser mas independientementes y asi mantener mas aflote nuestra economia y nuestra moneda. Desde ese momento que la planificacion urbana que incluso contemple zonas de descanso y esparcimiento SON NECESARIAS. ETC, ETC, ETC. Que lindo haber sido profeta, y mantener todo lo bueno, y planear para el futuro… pero sobre todo, que linda era mi Costa Rica.

  2. José Peña says:

    Puede ser un 40% ahora y 60% hantes porque todo era menos contaminado, aguas mas limpias mas vegetación a pesar de la pobresa era mas comodos los pasajes para ir a pasear y ahorrar, mas libertad usted podia salir a la calle sin miedo( no )se oian esas palabrotas vulgares no se veia cuadros desgradables en los parques y las calles todo era un respeto en las familias, se armaban en las plazas grandes megengas ahora los muchachos juegan en las calles no tienen adonde jugar que linda era Costa Rica. y sobre todo los precios de los productos mas comodos uno llegaba a la pulperia azúca 25 centavos 5 centimos de confites como 10 confites y asi un sin fin de cosas que se conseguian comodomente con poco dinero .
    2- Ahora la ciencia puede haber avanzado mas pero las mdicinas mas costosas las casas a precio muy alto el dscontrol de la humanidad la destrucción del planeta la cantidad de pornografia descontrol de las ciudades mucha gente tiene que alegarse de la ciudad a las zonas alegadas la ciudad solo comercios la destrución de la Ecología mas carreteras porque hay que darle campo a los autos todo mas caro y sin control mucho mas pobreza y hambre triste pero todo cambio de la noche a la mañana ya no hay solución no hay marcha atras vamos a la destrucción triste realidad pero asi es si lo vemos muy a fondo todo esta oscureciendo sin ninguna solución.Ha se me olvidaba menos empleo mas travas Ya no solo la escuela no solo el colegio sino grande carreras en las Universidades
    cuanto cuesta ese sacrificio dinero y mas dinero y las familias que no pueden consolorse con lo que tienen y salario bajo que con costos les alcanza para pagar recibos de alquiler y luz,agua y otros si es que le alcanza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *