Pasando el trapo

Las ganas de expresarse no se mueren, sólo se van de vacaciones por un rato y, tarde o temprano, regresan.

Por eso no recuerdo momento alguno en que haya dicho “cierro esto” porque es inútil. No viene al caso.

Ah por cierto, sin contar el montón de años en que andaba con aquel otro blog, ya acaban de pasar dos años (¡se me había olvidado!) que ando con éste. Nadie compró candelas ni pastel para celebrar. Perdonen la desidia.
Continue reading “Pasando el trapo”